De Barrilitos y cofres.

por Lía Lockward

Las voces y el descontento del pueblo no solo tuvieron impacto en las protestas llevadas a cabo en La Plaza de la Bandera. Ese “despertar” fue muy evidente no solo en las elecciones municipales, sino también en las elecciones extraordinarias generales. Aparte del cambio de gobierno, luego de presenciar 16 años del régimen del PLD, al Congreso han logrado llegar caras frescas y prometedoras.  

El Barrilito y el Cofrecito son nombres que la sociedad le ha puesto a dos de los privilegios de los que disfrutan los legisladores en el momento que asumen el cargo. Estos surgieron con el propósito de crear fondos adicionales para el supuesto uso de una asistencia social. Es decir que estos fondos adicionales otorgados, los congresistas los han de utilizar para servir a la circunscripción a la cual representan. 

Reinaldo Pared, Julio Cesar Valentín, Cristina Lizardo y Tommy Galán son 4 ex senadores que con la excepción de Pared que no realizó campaña de reelección, perdieron en las elecciones extraordinarias. Los mencionados anteriormente, por el barrilito  recibieron mensualmente RD$900,000 cada uno, lo que equivale a 10 millones 800 mil pesos en 1 año. Cada senador recibe un monto fijo mínimo de RD$400,000 a los que se le agrega 1 peso por cada elector de su provincia.  

En relación a las nuevas caras en el Congreso, actualmente hay 5 congresistas recientemente electos que han renunciado completamente de manera pública al barrilito, el cofrecito y a las exoneraciones del Congreso. Estos legisladores son José Horacio Rodríguez, Pedro Martínez, Eduardo Estrella, Antonio Taveras y Faride Raful. Todos han criticado todas las exoneraciones y han prometido trabajar para que se cumpla la eliminación de estas, en especial el diputado José Horacio quien a principio de año realizó un acto simbólico frente al Congreso Nacional. El joven, junto a otros que apoyan sus ideales, destruyó un barril (como símbolo del barrilito) y dijo: “Este es el momento perfecto para iniciar la construcción de un Estado eficiente, transparente y que funcione para todos y todas.”  

Las desventajas de los privilegios son numerosas. El dinero con que se realizan estos pagos es extraído directamente de los impuestos que paga la ciudadanía trabajadora, es otro ejemplo más de cómo el estado se roba el dinero del pueblo. Sin embargo, lo que hace este problema aún más preocupante es su transparencia, estos privilegios y exoneraciones son corrupción legalizada. Existen leyes que aprueban estos pagos desde la década de los 80 y al día de hoy no se ha tomado acción suficiente para lograr su total eliminación.  

Al eliminar el barrilito y el cofrecito nos aseguraremos de que los legisladores reciban un sueldo que vaya de la mano con el fruto de su trabajo en lugar de que sus sueldos sean excesivamente sobrevalorados. El trabajo de un congresista no consiste en simplemente aprobar leyes, se trata de entender las preocupaciones y disconformidades de las personas para crear leyes que tengan potencial para resolverlas.  

Si algo aprendimos de este período de transición, especialmente las personas que protestaron y alzaron su letrero en la Plaza de la Bandera, es el hecho de que en la unión de personas que forman movimientos se logra el verdadero cambio. El cambio no es simplemente la gobernanza de un nuevo partido, o la aplicación de nuevas legislaturas. El verdadero cambio está en las personas y la manera en que lo exigen. El deber que tenemos como ciudadanos es estar despiertos y alertas. Como dicen por ahí, tener a todos esos políticos acechao’ para que sepan que desde que metan la pata van a escuchar la voz de un pueblo revoltiao.  

¡Alertas, despiertos y proactivos! 

Porque tamo’ jarto y no podemos durar 16 años más para darnos cuenta que El estado está para servir a nuestro beneficio.  

4 thoughts on “De Barrilitos y cofres.

  1. Wow! Que artículo tan bien logrado. Verdaderamente la eliminación de estos privilegios es súper importante para el correcto desarrollo político de nuestro país. Esperemos que más congresistas se sigan sumando a esta iniciativa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *