El coronavirus deja huellas en la economía mundial

Liana Aquino, 10th-grade student

Para nadie es un secreto la pandemia del Covid-19, la cual nos ha llevado a esta cuarentena que no sabemos cuando terminará. Cada día los casos suben, las muertes incrementan, los recuperados se quedan en un margen de espera y el auge del miedo engrosa a toda sociedad. Dejando perplejos a todos los medios de comunicación y hundiendo las bolsas de valores a escala mundial. Como medida de seguridad o para reducir los casos se les aconseja a las personas que se queden en sus casas y en muchos países se ha impartido lo que es el “toque de queda”. Este consiste en no salir de sus hogares durante ciertas horas del día y practicar distanciamiento social. Debido a la rápida expansión de este virus muchos países “han decaído en todo el sentido de la palabra” incluyendo el nuestro, en especial en el campo de la economía. Por ahora nos queda preguntarnos ¿Qué será de la economía de nuestro país, y la del resto del mundo?

El 17 de marzo del año 2020 el gobierno dominicano cerró por 15 días las fronteras del país por tierra, mar y aire. Impidiendo la llegada de turistas al país y solo permitiendo la entrada de aviones ferry para la salida de ciudadanos extranjeros, transporte de cargas y de combustibles. Este fue un golpe fuerte para nosotros como país, que dependemos tanto de sectores como el turismo, las remesas, la inversión extranjera, las importaciones, y el endeudamiento externo, que no puede faltar. De igual forma se interrumpe la docencia a los centros escolares, se suspendieron los mercados de pulga a nivel nacional, los mercados binacionales en la frontera y la mayoría de los sectores productivos donde fueran posibles que implementaran el trabajo a distancia durantes los próximos 15 días. Otra medida implementada a través del Ministerio de Hacienda consiste en una forma de aplazamiento de pago de obligaciones impositivas de empresas y personas durante el periodo de emergencia. Y esta pandemia también trajo que todo evento nacional e internacional sea suspendido llevándose consigo mismo las elecciones que iban a correr en el mes de mayo.

Según el Banco Central de la República Dominicana se tenía estimado el 5% de crecimiento en la economía dominicana durante este presente año, pero estas predicciones están bajo el ojo del huracán debido al caos que nos rodea. El monto de la deuda en el 2008 del sector público no financiero ascendía a US$ 11,219.3 millones esto equivale al 23% del PIB. De ese monto el 64.3% era externo y el resto, un 35.7%, era interno. 

Mientras que en enero del 2020 el monto de la deuda del sector público no financiero es de US$ 38,454.1 millones esto equivale al 41.9% del PIB. De ese total un 32.8% pertenece a la deuda interna y el resto a la deuda externa. Tomando en cuenta que esto no incluye la deuda “cuasi fiscal” (es el monto de las pérdidas operacionales del Banco Central) que al 17 de marzo ascendía a un monto equivalente a US$ 11,767.6 millones.

Para una mejor comprensión el sector público dominicano es un conjunto de entidades que son manejadas por el Estado de ahí derivan los dos grandes sectores principales:

  • Sector Público No Financiero (SPNF) abarca las empresas Públicas No Financieras y el Gobierno General. El mismo engloba el Gobierno General Local es decir a los municipios, ayuntamientos etc y al Gobierno Nacional, que incluye las Instituciones del Gobierno Central, las Instituciones Públicas Descentralizadas y Autónomas No Financieras entre otras .
  • Sector Público Financiero (SPF) incluye las Instituciones Públicas Financieras Monetarias conocidos como el Banco Central y la Junta Monetaria. Y las no monetarias como lo son el Banco Agrícola, Banco Nacional de la Vivienda y Producción, Seguro Nacional de Salud entre otros.

Observando los datos de la última década vemos claramente que la deuda se ha aumentado en más de un 300% puesto que de US$11, 767.6 millones de dólares (en el 2008) se disparó a US$ 38,454.1 millones de dólares (en el 2020) aumentando en más de un 5% del PIB del país. Podemos estar frente a un crecimiento “aparente” esto quiere decir que hemos crecido lo que debemos. 

Uno de los mayores problemas de nosotros como país es el tener poco margen de maniobra fiscal, si la pandemia llega a niveles críticos, el sistema de salud será doblegado y se agotaran los recursos fiscales para evitar un desastre económico y social. Para afrontar la caída del turismo es requerido un medida impopular pero muy necesaria y es que el Gobierno Dominicano recurra a préstamos de emergencias de FMI (Fondo Monetario Internacional) para inyectar y mantener viva la economía durante los próximos dos meses, aproximadamente US$ 500 millones de dólares para:

  • Compras masivas al sector salud y asistencia social.
  • Asumir el pago de salarios al sector público y privado en los próximos tres mese directo o por vía de las ARS y AFP.
  • Pago de la deuda a los suplidores del estado para la reactivación de la economía.
  • Exoneración de anticipo y el impuesto sobre los activos del sector turísticos y dependientes para el 2020.
  • Asumir el pago en los próximos tres meses de los costos de consumo básicos de agua, energía eléctrica, y teléfono.

Como todo evento impactante en la economía mundial este trae consigo sus consecuencias y este es el momento en que el estado debería reflexionar en eliminar:

  • 0.15% por emisión de cheques y transferencias bancarias
  • Anticipo fiscal
  • Eliminación ITBIS de facturas no cobradas a productos básicos
  • Reducción del ISR (Impuestos sobre la renta)

Si se toma esta acción se podría garantizar el fortalecimiento de la clase media y la población empobrecida durante la crisis del coronavirus, la misma incluye usar el dinero del plan nacional de asfaltado para aumentar de inmediato los recursos del Ministerio de Salud.

Las consecuencias que nos depara esta parálisis económica es la inflación inevitable y el desempleo como ya lo hemos visto en el país. Esto conlleva a que todas las obras de infraestructura tengan que estar paralizadas puesto que todos los recursos deben ir inicialmente a evitar el desempleo y a subsidiar el turismo.

Pero ampliemos la imagen un poco más. Casi 3.3 millones de estadounidenses solicitaron el seguro de desempleo y los empleos más afectado cruzan una alta gama de industria. “El desempleo va a aumentar si es que hay una recesión, y esto afecta particularmente a las personas que dependen del día a día cuyo salarios no provienen de grandes empresas sino de empresas pequeñas” explicó Pedro Tuesta, un economista en Washington DC. “La parte de servicios se detiene y todo lo que sea servicios de limpieza, o de alimentos son un tipo de demandas que caen mucho” agregó.

Mas sin embargo algunos analistas estiman que entre 125 y 150 millones de personas están recibiendo un pago que forma parte de un gran paquete de estímulo a la economía aprobado para hacer frente a la pandemia del coronavirus. Esta ayuda consiste en un pago único (este pago es unicamente para esas personas que están desempleadas).

Yéndonos más lejos y ampliando ya más la imagen, se estima que el coronavirus provocará una caída abismal en la economía de China y en otros países de la región Asia-Pacífico haciendo caer a millones de personas en la pobreza. China, la segunda mayor economía del mundo se ha visto en fuertes escenarios con respecto a su economía. En el peor de los casos donde este virus se extienda hasta el próximo año la economía de la región se contraería 0.5% según el Banco Mundial, eso representaría el desempeño más débil de la zona asiática. Si este caso sucede veremos declives económicos de 2.3% de Indonesia, 4.6% para Malasia y 5% para Tailandia. 

Muchos nos idealizamos que el 2020 iba a ser “nuestro año” pero este dio un giro inesperado. Hoy en día la República Dominicana cuenta con 5300 casos confirmados y de ahí 260 muertes, alrededor del mundo han habido 2,603,147 casos confirmados y 180,784 muertes por causa del coronavirus.  Y es decepcionante que sabiendo la situación actual todavía existan personas quebrantando el toque de queda, porque hoy es el vecino pero mañana podrías ser tú. Es ahí donde entra la importancia de quedarse en casa, mientras menos salgas menor chance de que lo tengas y lo esparsas, así proteges no solo tu vida sino de la gente que vive contigo. Y si necesitas salir a la calle porque tu trabajo lo amerita y debes conseguir tu pan de cada dia a costa de eso, que sea con la protección adecuada para evitar el menor accidente. El virus seguira expandiendose por eso cuidate y cuida a tu familia, porque está acabando con nuestro tiempo y nuestras vidas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *