La comunidad LGBTQ+ en RD

Liana Aquino 10-I

Nunca te haz preguntado, ¿cómo sería estar en la mente de una persona homosexual? 

Cada día miles de personas en el mundo son discriminadas por distintos rasgos ya sea por el color de piel, nacionalidad, o en este caso por preferencia sexual. Con el pasar del tiempo se ha aceptado un poco más esa idea de tener una distinta preferencia sexual a la “normal”. Sin embargo, hay piedras en el zapato que, aunque sean pocas, marcan un obstáculo para las  personas que quieren salir del closet.

El dominicano suele ser muy homofóbico, a los niños se les tiene estigmatizados ser “masculinos”, atléticos, “rudos” y a las niñas ser femeninas, o que jueguen con muñecas y esto siempre a sido “ley” en la sociedad dominicana. Y por lo general si te sales del patrón caes en la categoría de “pájaro” el cual es un nombre despectivo para llamar a alguien gay o una “marimacha”, nombre despectivo para llamar a una lesbiana . Por ejemplo, en el caso de los chicos tener la voz muy aguda, ser afeminado, o que les guste algo fuera de lo “masculino” lo cataloga por esa línea. Lo mismo sucede con las chicas que les gustan las cosas “rudas”, se visten “masculino”, o les gusta algo fuera del espectro “femenino”. Aunque con el pasar del tiempo esa ideología de que cada género tenga sus acciones se ha ido desgastando. Y esto va de la mano de la religión y de las familias religiosas no les gusta tocar el tema a menos que sea poniendo la biblia por delante de todo para criticar a la comunidad LGBTQ+.

Poco a poco las personas se han informado más acerca del tema y esto ha conllevado a que muchas figuras públicas expresaran su opinión abiertamente. Y debido al impacto que crean, esto inspira a muchos jóvenes que andan en ese trance de conocer lo que les gusta a ya salir del closet como tal. 

Existen muchas cuestiones alrededor de la comunidad LGBTQ+, una de las más escandalosas es en sí la preferencia sexual es una opción. El Bulldogs Journal dirigió un encuesta a los estudiantes de bachillerato de New Horizons se les hizo una encuesta con preguntas relacionadas al tema, y un 47% afirmó que la sexualidad es por decisión propia. Esto es totalmente falso. Nacemos con una sexualidad pero no la descubrimos de un dia para otro. En el transcurso de conocernos a nosotros mismos a veces nos damos cuenta de que nos gustan cosas diferentes a los demás, no es como que puedas que escoger.

Y muchos conocen a alguien que fue heterosexual toda su vida y ven que de un momento para otro forman parte de la comunidad, esto es porque en la mayoría de los casos esas personas en el closet lo saben muy en el fondo pero les da miedo aceptarlo por el mismo escándalo de ser discriminados o rechazados.

El detalle de la religión es algo delicado para muchas familias. Muchas personas se crían en ambientes en los cuales se concentra el zumo puro de la religión, y a los que salen del closet ese es un problema bastante grande y un golpe demasiado  duro. Desde siempre la religión ha estado en contra de la homosexualidad y es un hecho, que no se nos olvide la estampida que ocurrían en muchos países cuando mataban, perseguían y hasta humillaban a las personas homosexuales. La biblia define la  homosexualidad como un acto infame, y los creyentes afirman que esa preferencia sexual ocurre por degeneración de la persona ya sea por vicio, mala educación, actos satánicos y otras cosas. Esto hace cuestionar a esas personas en el closet si de verdad Dios los ama o serán castigados en el juicio de su muerte.

Un 27% de las personas encuestadas cree que la educación o la crianza de parte de los padres puede influir en la preferencia sexual, y esto tiene varias ramas de donde tirar. Existen muchas personas que se crían en ambientes heterosexuales, y terminan siendo homosexuales, al igual que la ausencia de alguno de los tutores ya sea la madre o el padre no influye en que el hijo se incline a cualquier sexualidad. Pero si existen muchos que no salen del closet por miedo a que sus padres los rechacen, los castiguen, o por que la sociedad les quite muchas oportunidades como las de trabajar en distintos trabajos, o donar sangre en diferentes países tales como Alemania, Bélgica, China entre otros.

Lo mismo sucede con el círculo social, debido a no saber cómo sus amigos vayan a reaccionar.  las personas LGBTQ+ temen que personas importantes de su vida se alejen por ese detalle. El bullying homofóbico es muy común en las escuelas y sobretodo a las personas que pertenecen a la comunidad y tienen un perfil “débil”. Esto conlleva a el maltrato, golpes y al silencio de partes de las personas que están en el closet.

Y muchos se alejan porque ya han sido influenciados por parte de la religión o su familia y crecen con la idea que tener una preferencia sexual distinta esta mal, y no quieren que nada malo les pase como llegar a “infectarse” porque muchos todavía creen que es una “enfermedad”.

A pesar de todo la comunidad LGBTQ+ siempre a tenido la frente en alto para enfrentarse a todas las adversidades que han tenido, más sin embargo le falta todo un camino por recorrer. Aunque no estemos de acuerdo con las preferencias sexuales de cada quién, lo ideal sería que no discriminemos ni denigremos a la comunidad. Porque no sabemos si alguien cercano a nosotros está pasando por la misma situación.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *